India un país fascinante

El Taj Mahal en la orilla del Yamuna en la ciudad de Agra es una de las 7 Nuevas Maravillas del Mundo. Construido en el siglo XVII, se ha convertido en el símbolo de la riqueza histórica de la India.

Viajar a la India siempre es una experiencia inolvidable: descubrir sus lugares espirituales elevados, practicar yoga, meditación a los pies del Himalaya o en las orillas del Ganges … Sumérgete en esta multitud de sonidos, formas, olores y colores que impregnan la vida cotidiana …

India es un país enorme que ofrece al viajero que busca autenticidad su mosaico de 22 idiomas, 28 estados y 6 territorios … ¡Todas las religiones están representadas!

Sus megalópolis suelen estar a la vanguardia de la tecnología, como Bombay, Delhi o Calcuta, que se encuentran entre las 20 ciudades más grandes del mundo.

India se ha convertido, desde su independencia en 1947, en la democracia más grande del mundo, pero también es una inmensa fuente de tradición mística.

A pesar de la gran diversidad de dioses, diosas y prácticas religiosas, los indios han logrado mantener intacto este profundo sentimiento de unidad fundamental que ha trascendido siglos e historia.

La antigua civilización del Indus floreció hace unos 5000 años, pero su existencia se perdió en las brumas del tiempo … Fue redescubierta en la década de 1920, en sitios como Harappa y Mohenjo Daro, y se ha despertado y ha atraido muchos aficionados a la historia y arqueólogos.

Ayurveda, o ciencia de la vida, es la medicina tradicional india, natural y efectiva, que cada vez tiene más seguidores en todo el mundo. Es una medicina holística, es decir que considera al paciente como un todo.

Otro emblema nacional son los instrumentos musicales tradicionales, los más famosos de los cuales son las tablas y el sitar.

¡El cine de Bollywood compite con Hollywood!

En India, también encontrarás montañas y ríos sagrados, desiertos, bosques y selvas, playas paradisíacas, innumerables islas, palacios y templos majestuosos …

Pero también hay grandes desigualdades, corrupción y pobreza generalizada. Tres cuartas partes de la población sobrevive con menos de medio dólar al día, y los barrios marginales se están extendiendo cada vez más … A pesar de todos estos reveses, India ha logrado encontrar su sutil equilibrio, entre un encanto hipnótico, y un carcaj perpetuo, en el que podemos adivinar la influencia de los dioses omnipresentes.

El árbol de la vida, un símbolo mítico

El árbol de la vida es un símbolo poderoso y antiguo, presente en muchas culturas alrededor del mundo.

Es la conexión simbólica entre todas las formas de la creación, como un inmenso árbol genealógico planetario. Esta a menudo representado en un círculo.

El árbol del conocimiento conecta el mundo subterráneo, representado por las raíces, con el mundo celestial representado por las ramas.

El árbol es un símbolo presente en muchas religiones, mitologías y filosofías.

Según el cristianismo, el árbol está presente en el Jardín del Edén, es el símbolo de la vida eterna y del conocimiento del bien y del mal.

La misma noción de árbol inmortal se encuentra en el Islam y el judaísmo. Situado en el medio del Paraíso, pierde sus hojas cada invierno y vuelve a crecer en la primavera siguiente (representación del ciclo eterno de la vida).

Según el budismo, ‘Açvattha’ es una higuera sagrada, porque es bajo este árbol que Buda meditó y adquirió la sabiduría.

En el mundo hindú, el universo toma la forma de un árbol volcado: sus raíces comienzan en el cielo, y sus ramas y hojas cubren la tierra. El árbol sagrado de los hindúes es el Akshayavat, “el eterno banyan”, un ejemplo notable del poder divino porque este árbol sería indestructible. Se encuentra adentro de las murallas de Fort Allahabad, en la confluencia del Ganges y del río Yamuna.

En la mitología china, ‘Kien-mou’ es el árbol sagrado que conecta las nueve fuentes (Hades) con los nueve cielos. Gracias a él, los gobernantes van del cielo a la tierra. Estos son los sustitutos temporales del sol para manejar la vida en la tierra.

El árbol de la vida, símbolo mítico, es considerado como un amuleto de la suerte, un talismán que nos recuerda de dónde venimos y hacia dónde vamos (venemos la Tierra para ascender a los cielos).

Ver nuestro articulo sobre La flor de la vida.

El árbol está cargado de simbolismo e impregnado con esencia divina, y la chispa de vida que le permite crecer.

Es un símbolo muy presente en joyería, y tapices ARASIA-SHOP por su aspecto espiritual, pero también porque es muy estético.

Ofrecemos muchos productos bellamente decorados con árboles de la vida.