“Buda feliz”: el Buda chino de la prosperidad.

¡El Buda de la Prosperidad o “Buda feliz” no debe confundirse con Siddharta Gautama, el Buda histórico!

Cual es la diferencia entre el Buda Tailandes y el Buda Chino ??

Su origen se remonta al siglo X en China, bajo la dinastía Liang, donde un monje budista llamado Budai fue designado como una encarnación de Maitreya, el Buda del futuro.

Budai era barrigón, jovial, amable y generoso. ¡A menudo esta representado con una bolsa llena de objetos preciosos o con una jarra siempre llena de vino!

Se encuentra hoy en todas las casas chinas, donde trae buena suerte, así como prosperidad material y espiritual.

“Buda feliz”: el Buda chino de la prosperidad.

Se dice que frotar el vientre de Budai trae la riqueza y la plenitud.

¡Su naturaleza bendecida, su sobrepeso y su eterna sonrisa lo han convertido en la deidad de la abundancia y la felicidad!

El símbolo Yin Yang

Simbolismo del Yin Yang

Yin Yang es uno de los símbolos fundamentales de la filosofía china.

Designa los dos principios opuestos y complementarios que caracterizan al mundo, por ejemplo: el bien y el mal, la sombra y la luz, lo visible y lo invisible, lo material y lo espiritual, yo y los otros …

Balance de 2 principios opuestos

Esta dualidad garantiza la armonía y el equilibrio del universo.

Yin contiene Yang y Yang contiene Yin, son inseparables, y uno no puede existir sin el otro.

El Yin

El Yin es la parte negra del símbolo y representa lo femenino, la noche, la luna, el frío, el resto, la inmovilidad y el inconsciente.


El yang

El Yang, la parte blanca representa la energía, el día, el sol, lo masculino, el verano, el calor, la movilidad, lo consciente.

Yin Yang

Yin está tranquilo y Yang es inquietud; Yin es la semilla y Yang es la fruta.

Confucio o Kongfuzi

Confucio o Kongfuzi (conocido como “Maitre Kong”) es un filósofo chino del siglo VI aC y fundador del confucianismo.

Esta legendaria figura histórica de la antigua China vivió bajo la dinastía declinante de los Zhous, cuya legitimidad habría venido de los dioses a través del “mandato celestial”.

Preocupado por los valores morales, así como por la ley y el orden en la sociedad, Confucio viajó por toda China y enseñó gran parte de su vida. Después de su muerte, sus ideas fueron recogidas por sus seguidores (también llamados “los 12 filósofos”), e influyeron profundamente en toda la civilización china, pero también en Japón, Corea, Indonesia, Malasia y Vietnam.

Sus reflexiones fueron compiladas por sus discípulos en las Analectas (“Conversaciones”) en forma de anécdotas filosóficas que forman un “manual de buenos líderes”.

El confucianismo (o “escuela académica”) fue establecido como una doctrina estatal por la dinastía Han en el siglo II a. C. y se mantuvo así hasta la fundación de la República de China en 1911.

Los valores clave de su doctrina son: respeto por lo antiguo y las tradiciones, lealtad, benevolencia, modestia y humildad.